Ganar perdiendo, perder ganando. Miguel Panadès

Senior Masculino A

Ganar perdiendo, perder ganando.

No hay mejor herramienta para la mejora que la derrota. La frase suena dura, incluso deprimente quizás pero con el paso del tiempo me he dado cuenta que es cierta y que, conociéndola, debemos ser capaces de revertirla. Perder te expone sobre la mesa todos los defectos del equipo. Los entrenadores tendemos a ver la parte más negativa de nuestro juego cuando el resultado es adverso y, contrariamente, la victoria nos hace cambiar el “color” de la realidad convirtiéndola, a veces incluso desvirtuándola, en mucho más agradable.

Hablo desde la experiencia del Senior pero mi análisis es extensible a todos los equipos del club, de todas las edades. Me niego a obsesionarnos con los resultados y sí a hacerlo con la mejora individual y colectiva de nuestros jugadores y nuestros equipos ( y de los entrenadores por supuesto). El resultado ha de ser la consecuencia del trabajo bien hecho y no el fin. Los seniors tenemos la obligación de obtener rendimiento pero este rendimiento ha de llegar de la mano de la mejora desde la dinámica del día a día, desde “ganar los entrenamientos”, desde la progresión de los jugadores (que en seniors también progresan).

Nos hacía ilusión, tal como pasó la anterior temporada, proyectar la preparación de la pretemporada hacia la Copa L’Hospitalet (mola ganarla) y focalizamos atención en ella aplicando conceptos poco trabajados y buscando resultados a corto plazo. La consecuencia fue que efectivamente ganamos (también la podíamos haber perdido) pero iniciamos la liga “cojos”. Mismo guión que la pasada temporada. El secreto de los equipos siempre está en la capacidad de trabajo de los jugadores, en su calidad claro pero por encima incluso de ello, en su buena educación deportiva. Perder en el inicio de liga sirvió para identificar claramente los defectos y abordarlos conscientes de la exigencia de una competición que penaliza mucho más que antes los errores y además no te garantiza ganar por mucho que lo hagas bien. Los rivales son de nivel similar o mejores que tú.

La dificultad semanal, ahora vamos 2-3, nos hará crecer como jugadores, como entrenadores, como equipo. Sinceramente y por encima de otros planteamientos, ese es mi objetivo fundamental. Lo ha sido siempre desde que entreno. Crecer como equipo y ver crecer a los jugadores. Claro que importan los resultados y más en seniors pero esos en una liga larga y exigente como Copa Catalunya llegan ( o no) como consecuencia y nunca como fin.

PD: Jugamos “cuatro” partidos a la semana. Tres contra nosotros mismos y uno contra el rival. Garanticemos ganar tres y peleemos el cuarto. Saludos.

Miguel Panadés

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *