Crònica partit Júnior Femení

C.E. Escola del Carme 42-79 A.E.S.E

 

A día de hoy cabe destacar que somos un equipo competitivo los fines de semana y aunque durante la semana no seamos del todo intensas, cuando llega la hora de enfrentarnos a otro rival solemos vaciarnos en pista. Dicho esto cuando el rival sea más exigente esperemos continuar en esta línea ascendente.

El partido no podía empezar de la mejor forma, el equipo estaba muy concentrado y todo lo que tiraba lo anotaba, tanto es así que se llego al final d los primeros 10 minutos con una anotación devastadora (12-33) todo daba a la imaginación que se podía superar la barrera de los 80 puntos. Esta anotación no fue casualidad ya que aparte de nuestra presión individual hay que sumarle la buena elección de nuestros ataques.

En el segundo periodo el equipo local rectifico y se coloco en una zona que por ello se nos atragantó más de la cuenta. El equipo local empezó fuerte y con un parcial (6-0) en dos minutos daba la impresión que se quería meter en el partido de nuevo, y por ello a falta de 5 minutos la ventaja continuaba bajando hasta los 12 puntos.

 A partir del minuto 17 las de Santa Eulalia se volvieron a poner el mono de trabajo e incrementaron la ventaja hasta finalizar los primeros 20 minutos. (25-45).

La anotación había bajado considerablemente, sí que es verdad que el acierto que tuvimos en los primeros 10 minutos no podía ser igualado durante el resto de partido y sobre todo su defensa se nos atraganto más de la cuenta.

El tercer periodo era el importante, el que daría la tranquilidad de los últimos 10 minutos o por el contrario las locales se volverían a meter en el partido. Comenzó este periodo como empezó el segundo periodo, una relajación del equipo visitante hizo que un parcial (6-0) volvieran las dudas a nuestro juego. Aunque la ventaja era considerable +16 daba la sensación que nos estábamos relajando en exceso.

Por el contrario otra buena reacción de las visitantes (0-10) hizo que la ventaja hasta el final se mantuvieran 36-58.

 Quedaba el último periodo y nuestra intensidad defensiva aumentaba, nuestra lectura de sus ataques mejoraba por momentos y por ello solo quedaba salir al contraataque lo más rápido posible y de la mejor forma.

 Por ello la ventaja aumentaba al paso de los minutos, quedaban 4 minutos y el resultado era (38-75). Daba la impresión que la fácil anotación del principio volvía de nuevo y con un gran final de partido que nos permitió mantener la intensidad conseguimos que el resultado final se ampliara.

 Esta semana descansamos y ya solo pensamos en el siguiente rival. Aun queda muchísimo para mejorar y tenemos 6 sesiones para disfrutar del siguiente partido y sobre todo de ser muy competitivas contra el Lleida.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *