Artícle tècnic

¿Qué enseñar primero? El deseo

 

Aquí tenemos un interesante artículo de Antonio Acuña, entrenador y coordinador deportivo del club de Baloncesto de Brenes, localidad cercana a Sevilla. La sinceridad y la formación abrazan a nuestro deporte favorito

 

Muchos entrenadores cuando entrenamos a un grupo que está comenzando nos hacemos la misma pregunta, ¿Por dónde empezamos? Tenemos claro que la idea que prevalece es el disfrute de nuestros jugadores pero también el propio. Las minis femenino de mi club, el C.D. Jacarandá Brenes, me sorprendieron recordándome que es lo primero que todo jugador debe tener para poder seguir avanzando. Estoy hablando del deseo.

Comienzo desde el principio. Durante el inicio de semana estuvimos trabajando las entradas a aro pasado. A la mayoría no les salía aun, algunas más avanzadas si lograban hacerlo. Los entrenadores explicamos los pasos a seguir y las correcciones durante el entrenamiento. Prácticamente lo tenían asimilado. Sólo tenían que ponerlo en práctica y poco a poco, puliendo detalles, lograrían aprenderlo.

En el siguiente día nos encontramos con la grata sorpresa que antes de comenzar el entrenamiento estaban practicando con mayor o menor acierto todas los aros pasados, sin haberles dicho nada en ese momento. Comenzamos con los ejercicios. Algunos lógicamente terminaban con penetraciones y ellas seguían practicando el aro pasado a pesar de no habérselo expresado previamente. Todavía todas no lograban hacerlo a la perfección pero ese día nos demostraron que aprendieron algo mucho más importante, el deseo de querer aprender.

Está claro que habrá jugadores que tengan este deseo intrínseco. Pero no está mal recordar día a día que el mejor entrenador es uno mismo. Nosotros hablamos con las chicas y les comentamos que con las pocas horas de entrenamiento que disponíamos teníamos que aprovechar muy bien el tiempo. Que practicasen todo lo dado en el entrenamiento en otros momentos también. Que para gestos técnicos aprovechen cualquier ejercicio. No hay que dejar las cosas a medias. Tenemos que lograr acabar aprendiendo lo que comenzamos, de lo contrario crearemos un sentimiento de incapacidad.

A principio de temporada prohibimos la frase “no me sale”. La sustituimos por una más larga que a ellas les hace mucha gracia: “Por ahora no me sale pero me saldrá”Un jugador nunca debe estar totalmente satisfecho. Siempre debe seguir querer creciendo. Ser ambicioso. No pensar que con lo que sabe ya va bien. Si conseguimos inculcar desde un inicio a nuestros jugadores el deseo de aprender tendremos mucho ganado.

Procedencia: http://detrasdelaro.blogspot.com.es/2013/02/que-ensenar-primero-el-deseo.html

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *