Cròcica partit júnior femení

A càrrec d’en Juanfan Lubian

Basket Almeda 51-41 AESE

 Nos quedo adornar este último mes con una victoria pero hay que quedarse con el aspecto positivo e intentar potenciar lo menos bueno.

Hay tres aspectos que hemos recuperado en este mes y que tenemos que potenciarlos durante toda su etapa junior: La actividad de pies, el ritmo de juego y la actitud tanto en pista como fuera de ella.

Conseguimos cumplir nuestros deseos desde el primer minuto, es posible que el tanteo sea inferior a lo que estábamos acostumbrados en los anteriores partidos pero el ritmo que se implantó durante los 40 minutos fue tan alto que es posible que llegáramos al aro con un cansancio mental y físico.

El partido comenzó con dos equipos valientes en ataque y en defensa, presionando como si nos fuera la vida en ello, pero sobre todo jugando con un ritmo muy alto. Por todo ello hubo un intercambio de golpes que hasta los minutos finales de este primer periodo no se decanto a favor del AESE (10-13).

Comenzamos el segundo periodo con el mismo ritmo de inicio de encuentro. Aunque las locales consiguieron empatar en el minuto 5 (13-13) y se notaba que nosotros estábamos atascados en ataque. Esto se vio reflejado ya que nuestra primera canasta en juego no llegaría hasta el minuto 6.

Como comentábamos al inicio nuestro ritmo era muy alto y por ello facilito el error de acciones en ataques que en otros partidos serian canastas seguro. De este error aprenderemos seguro.

Quedaban segundos para finalizar los primeros 20 minutos y estar por arriba en el marcador era una de las mejores noticias pero una mala decisión en ataque acompañada de un triple en el último segundo de este periodo dejaba el marcador con un 21-20.

La sensación era incompleta, no podemos ponerles ningún pero a nuestro ritmo, ni intensidad ni tan siquiera las ganas de las jugadoras pero sí que nuestras ganas de mejorar nos hacia precipitar en ataque.

En la segunda parte se iba a escapar inicialmente el equipo de cornella (24-20) pero rápidamente un parcial de 0-5 dejaba el marcador +1 para las visitantes.

A partir de este momento el intercambio de golpes seria la nota dominante en este tercer cuarto. En cuanto el AESE volvía a coger aire en el marcador, enseguida el Almeda conseguía igualarlo. De este intercambio se llego al final de este cuarto (33-34).

Quedaban 10 minutos y nadie nos podría quitar que durante 30 minutos competimos contra las líderes en su campo pero el esfuerzo lo pagamos…

 No dejamos de luchar y eso es de admirar pero en este periodo nos ganaron y aunque intentamos cambiar de zona a individual y viceversa no conseguimos parar sus ataques y como consecuencia tampoco supimos leer nuestros ataques.

 El resultado final lo dice todo. Almeda gano porque se lo mereció y nosotros nos fuimos a casa sabiendo que nuestra recompensa llegara a finales de mayo pero no podemos dejar de trabajar y sobre todo no podemos dejar de tener hambre por mejorar.

Tenemos que tener ambición.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *